Colores, sombras y mucho té: Petra Eriksson, entre Estocolmo y Barcelona

Colores, sombras y mucho té: Petra Eriksson, entre Estocolmo y Barcelona | Experimenta